ContactoInscribirse
EspañolTemas

Salario vital

Observatorio Laboral: La voz de los …

Leer más
Episodio de Podcast

Ep 1: CNV Internationaal y su trabajo …

Escuchar más

Alegato sindical por un salario digno para todos

Millones de trabajadores en todo el mundo no ganan suficiente dinero para asegurar su sustento y el de sus familias. Son muchos los países en los que ni siquiera existen acuerdos en torno a la fijación de un salario mínimo, y cuando sí hay un salario mínimo en vigencia, es demasiado bajo como para vivir del mismo. Un salario vital, a lo largo de la cadena de producción, es fundamental en la lucha contra la pobreza, las desigualdades y el trabajo infantil.

Por ello CNV Internationaal aboga por un salario digno para todos los trabajadores. El tema del salario digno es objeto de una creciente atención desde hace varios años. Las empresas son cada vez más conscientes de que la falta de un salario digno aumenta el riesgo contra los derechos humanos en sus cadenas internacionales de suministro, y de que es un riesgo que deben tener en cuenta y atenuar.

CNV Internationaal ve con beneplácito esta concienciación y creciente atención. Sin embargo, si se quiere alcanzar salarios dignos de manera sostenible, CNV Internationaal recuerda que es crucial involucrar en el proceso, desde el inicio, a los trabajadores y sus organizaciones.

Para saber más, consulte nuestra ficha técnica sobre Salario Vital

Hechos

8% de los trabajadores empleadores viven en la pobreza extrema

Tener un empleo no garantiza una vida digna. Pese a la rápida disminución de la pobreza de los trabajadores del mundo en el último cuarto de siglo, aún un 8% de los trabajadores y sus familias vivían en extrema pobreza en 2018. Los gobiernos desempeñan un papel importante en los mecanismos de fijación de los salarios a nivel nacional y en los sectores. 

Salarios mínimos en 170 países

Más de 170 países cuentan con uno o varios conjuntos de salarios mínimos, establecidos mediante la legislación. Sin embargo, en muchos países, el salario mínimo no es suficiente para un nivel de vida digno, porque a menudo el salario mínimo es inferior al salario digno.

Un salario vital

Un salario vital equivale al monto que necesita el trabajador para satisfacer sus necesidades y las de su familia. Debe poder alimentarse, por ejemplo, y también debe poder enviar a sus hijos a la escuela y asegurar los gastos de salud.

Muchos trabajadores laboran por largas horas, pues una semana laboral ‘normal’ no es rentable financieramente. El salario por hora es demasiado bajo. Ni hablar de salario vital aquí. Además, cuando los padres no cobran lo suficiente, aumenta el riesgo de trabajo infantil. En el sector azucarero, por ejemplo, todos los miembros de la familia trabajan para sustentarse.

Las organizaciones sindicales también tienen un papel crucial que desempeñar para lograr el salario digno de manera sostenible. Los sindicatos negocian con los empleadores en nombre de sus miembros, para celebrar contratos colectivos. En ello, su objetivo suele ser mantener o mejorar las condiciones de trabajo. Las negociaciones entonces versan sobre salarios, pautas de trabajo y condiciones, seguridad e higiene industrial, procedimientos de quejas, reglamento interno sobre estatuto de los trabajadores, en especial para ascensos, situaciones de rescisión del contrato laboral, y beneficios. En la industria azucarera, las mujeres, particularmente, carecen de contrato permanente.

Generalmente, ni hombres ni mujeres se ven proponer un contrato permanente, ni ningún otro contrato. Por tanto, no gozan de seguridad laboral y, por ende, no se sienten seguros a la hora de reclamar un salario correcto. De hecho, pueden ser sustituidos con facilidad. En las peores situaciones, cuando el trabajo se hace escaso, los trabajadores se ven obligados a laborar por salarios aún más bajos, o con pagos diferidos.

Con esta situación de dependencia, al trabajador le es imposible rechazar trabajo alguno. Los migrantes, en especial cuando dependen de una vivienda facilitada por la empresa, padecen estas formas disfrazadas de trabajo forzoso. A veces, ocurre incluso que se les confisca el pasaporte, de manera que ni siquiera tienen la posibilidad de irse.

Además, existe desigualdad de salarios entre hombres y mujeres. Las trabajadoras de la confección en Camboya, Sri Lanka y la India, por ejemplo, reciben un salario entre 10% y 40% inferior al de los hombres.

Papel de los sindicatos

Para lograr un salario vital sostenible, son necesarias buenas negociaciones entre organizaciones independientes y representativas de trabajadores y de empleadores. De esta manera, el salario se mantendrá viable en el futuro.

Algunas compañías, en sus políticas de RSE o en sus códigos de conducta, reclaman menos leyes y aranceles locales, los cuales luego sirven como lineamientos rectores de la política empresarial. Sin embargo, esta actitud conduce a serias diferencias en la aplicación de la política de la compañía según el país donde opere. Además, las autoridades locales a veces aplican el doble rasero: reconocen la necesidad del salario vital, pero al mismo tiempo crean zonas procesadoras de exportación (máquilas) para estimular la economía. En estas zonas, las empresas internacionales gozan de gran margen de maniobra, cuando las organizaciones sindicales no tienen acceso. En estas condiciones, es difícil controlar la aplicación de salarios vitales.

Asimismo, la política de una empresa en materia de salarios suele aplicarse a sus asalariados permanentes, y no a los trabajadores flexibles o temporales. En su política de recursos humanos, una compañía bien podría incluir una cláusula que establezca la igualdad de salarios para todos los empleados, incluyendo a los que no están en nómina.

Lineamientos, tratados y políticas

Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos (ONU)

A nivel internacional, se ha acordado que los gobiernos deben proteger los derechos humanos y, por tanto, los derechos laborales. Y las empresas deben respetarlos.

Líneas directrices OCDE

En los Países Bajos, las líneas directrices de la OCDE ofrecen a las empresas orientaciones sobre cómo abordar problemas tales como la responsabilidad en sus cadenas, el trabajo infantil, el medio ambiente y la corrupción. Estas líneas directrices constituyen el punto de partida de la política neerlandesa en materia de RSE. CNV Internationaal está especialmente atenta a la Parte I, Capítulo 5 (Empleo y Relaciones laborales).

Declaración universal de los Derechos Humanos, Artículo 23

Dice el Artículo 23 de la Declaración universal de los Derechos Humanos:

  • Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.
  • Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual.
  • Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.

Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

Varios aspectos de la libertad sindical están cubiertos en diferentes convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT, agencia tripartita de la ONU), ratificados por numerosos países. Entre los convenios más importantes figuran:

La OIT trabaja en la Agenda por el Trabajo Decente desde 1999, el cual es ampliamente aceptado como una estrategia esencial en la lucha contra la pobreza y hacia el desarrollo. La Agenda por el Trabajo Decente figura entre los Objetivos del Milenio para el Desarrollo de la ONU.

Webinario y vlog

Salario vital en la industria azucarera – webinario

Vlog sobre el salario vital para los trabajadores del azúcar

Herramientas útiles