ContactoInscribirse
EspañolTemasDiálogo social

El Diálogo social en 5 respuestas

Observatorio Laboral: La voz de los …

Leer más

¿Qué es exactamente el diálogo social? ¿Para qué sirve? Empecemos con algunas preguntas y respuestas para dar una idea más clara del valor del diálogo social y de su valor añadido.

¿Qué significa ‘diálogo social’?

 

El diálogo social es una consulta entre sindicatos, empleadores y gobiernos sobre temas económicos y sociales. Según lo define la OIT, el diálogo social comprende todo tipo de negociaciones y consultas - e incluso el mero intercambio de información - entre representantes de los gobiernos, los empleadores y los trabajadores, sobre temas de interés común relativos a las políticas económicas y sociales.

Para CNV Internationaal, el diálogo social no es solamente un objetivo fundamental, sino también un instrumento para alcanzar grandes propósitos. El diálogo social sirve también para entablar un diálogo con personas y grupos que, de lo contrario, nunca serían escuchados. El diálogo social puede considerarse, entonces, como la manera de dar la palabra a los trabajadores y a los grupos vulnerables. Y de hecho este es el objetivo esencial del diálogo social. además, es una herramienta de intervención que ayuda a mejorar las condiciones de trabajo y los ingresos. En otras palabras, es un medio para lograr resultados.

¿Para qué sirve?

Las investigaciones y la experiencia demuestran que sólo mediante la consulta es posible mejorar las condiciones de trabajo en forma sostenible y estructural. El diálogo social garantiza un pie de igualdad entre agentes sociales (sindicatos y empleadores) y el gobierno. Este enfoque permite lograr un desarrollo económico inclusivo. Otro aspecto de igual importancia es que los acuerdos logrados mediante diálogo social siempre son más sostenibles, simplemente porque todas las partes han contribuido al resultado de las negociaciones. Además, los agentes sociales nunca cambian, independientemente de los gobiernos de turno y las campañas electorales. Esto significa que ellos pueden enfocarse en soluciones a largo plazo. El diálogo social permite una democracia participativa conducente a la confianza mutua, la disminución de las desigualdades y un apoyo mayor hacia las políticas (gubernamentales) aplicadas.

¿Quiénes son los partícipes?

 

Si el diálogo se da entre empleadores y sindicatos, entonces se llama ‘diálogo bipartita’. Si el gobierno participa en las discusiones, entonces se trata de un ‘diálogo tripartita’. El diálogo ‘multi-actores’ se hace cada vez más frecuente. Incluye la participación de otras organizaciones (sociales) pertinentes, además de los empleadores y los sindicatos. Por ejemplo, organizaciones de la juventud bien pueden participar si el diálogo gira en torno al desempleo de los jóvenes. En el diálogo social entre trabajadores y dirigentes de los proveedores de textil, es posible involucrar a las marcas occidentales de ropa ubicadas al final de la cadena mundial de suministro. CNV Internationaal opina que este tipo de diálogo multi-actores ofrece un valor añadido. Por ello apoya a sus socios sindicales en los países en desarrollo en el establecimiento de este tipo de diálogo.

¿Cómo funciona el diálogo social?

 

En lo ideal, el diálogo social sigue las etapas a continuación, que conforman el ‘ciclo del diálogo social’. La primera etapa es la de las consultas y negociaciones regulares. Los acuerdos logrados son plasmados en papel en forma de convenio vinculante. El seguimiento y la evaluación constituyen la etapa final. Luego, empieza el ciclo otra vez. Pero el diálogo social va más allá de la mera consulta y sus resultados. Una verdadera consulta existe informaciones claras; por ejemplos, datos sobre las condiciones de trabajo. También se necesita más datos sobre la situación del sector y el trabajo de la empresa. Estas informaciones brindan a los negociadores argumentos y contraargumentos, y fortalecen su posición en la negociación. Es cierto el dicho ‘el conocimiento es poder’. La confianza mutua y el respeto son otros elementos esenciales para un diálogo social exitoso.

¿Cuáles son las condiciones para un diálogo social efectivo?

 

Un diálogo social efectivo requiere una infraestructura adecuada. A nivel nacional esta condición se cumple con la existencia de instancias como un Consejo Económico y Social (CES). También es necesario que la gente esté autorizada a negociar y, por ende, que se respeten los derechos laborales fundamentales internacionalmente reconocidos. Derechos éstos que incluyen la libertad sindical (Convenio OIT 87) y a la negociación colectiva (Convenio OIT 98). Asimismo, es preciso que los agentes sociales eran independientes, confiables y representativos. Y no solamente durante la consulta, sino también a la hora de implementar los acuerdos. Y todos deben cumplir con los acuerdos. El diálogo social basado en el respeto permite prevenir conflictos laborales y produce mejores resultados.