Salario Digno - Temas - CNV Internationaal
Salario digno

Incluir el salario digno en la CERTIFICACIÓN Bonsucro 

La inclusión del concepto de salario digno en el Estándar de producción de Bonsucro constituye el siguiente paso para fortalecer la norma y hacerla más inclusiva.

Desde el inicio, el Estándar se ha centrado esencialmente en la sostenibilidad ambiental y económica, al igual que muchos otros organismos de certificación. Ahora, cuando se está revisando la norma Bonsucro, es el momento perfecto para desarrollar la sostenibilidad social. Si bien este aspecto ya está siendo considerado, aún queda mucho margen para mejorarlo.

A continuación le informamos sobre los diferentes aspectos de la temática: 
 



webinar salario digno

Para conmemorar el Día Mundial del Trabajo Decente, CNV Internationaal ha organizado un seminario web sobre el asunto con expertos, políticos y representantes del sector financiero dirigido a miembros de Bonsucro, interesados en el sector azucarero y el público en general.

 

 

Programa y presentaciones del webinar

  • Introducción sobre el proceso de revisión del Estándar de Producción de Bonsucro y los indicadores sugeridos sobre el salario mínimo vital.  (presentación)
    Por Nahuel Tunon, Gerente de Estándares de Bonsucro
     
  • La iniciativa de un proyecto de ley holandés sobre negocios responsables y la diligencia debida.
    Por Joel Voordewind, miembro del Parlamento holandés
     
  • Cómo la Plataforma Holandesa de Salario Digno y Finanzas está incluyendo el Salario Digno en su enfoque. (presentación)
    Por Peter van der Werf, líder equipo compromiso empresarial - Robeco
     
  • Una hoja de ruta hacia un salario digno que incluya a todas las partes interesadas. (presentación)
    Por Carla Romeu Dalmau de IDH (Iniciativa de Comercio Sostenible)
     
  • Preguntas del público (a través del chat) y las reacciones de los panelistas.
     

1. ¿Por qué el concepto de salario digno es clave para el Estándar de Bonsucro?    

Los aspectos sociales no suelen reflejarse en los informes de auditoría. Se trata de problemas como: largos días laborales, tarifas a destajo muy por debajo del salario digno, insuficiencia de recesos para descansar, y escasa agua potable disponible para los trabajadores.

El concepto de salario digno podría resolver el impacto negativo de ciertos problemas como:

  • El trabajo infantil
  • El trabajo forzoso
  • Los riesgos sobre la salud que conlleva un exceso de horas laboradas en condiciones demasiado estresantes.

Con el concepto de salario digno, se garantiza a los trabajadores una semana laboral normada, tal como está definida por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y un salario decente para que puedan sostener a sus familias.

En el mundo entero, las normas de calidad, como la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO), incluyen cada vez más el concepto de salario digno.

En meses anteriores,  se presentó en el documento de revisión de la Norma Bonsucro durante una consulta pública que recoge propuestas de medidas que fijen números máximos de horas de trabajo. También se propone eliminar escalonadamente las brechas entre salario mínimo y salario digno.

¡Enhorabuena! Son temas que fortalecen la credibilidad del Estándar  de Producción de Bonsucro; son medidas positivas que demuestran el compromiso de Bonsucro de incorporar en su certificación, la responsabilidad hacia la sostenibilidad social. Esto significa que Bonsucro se está convirtiendo en una Norma amplia, sólida, creíble y confiable. Además, estos pasos alinean el Estándar Bonsucro  con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.
 

Porque los actuales salarios mínimos no cubren el costo de vida local 

La actual Norma de Producción de Bonsucro remite a un salario mínimo nacional para garantizar ingresos decentes a los trabajadores. En la mayoría de los países, los salarios mínimos están regulados mediante legislaciones.

 

La fijación del salario mínimo está definida en las normas internacionales del trabajo, en especial en el Artículo 3 del Convenio 131 sobre la fijación de salarios mínimos, de la Organización Internacional del Trabajo, ente tripartito de la ONU.

El salario mínimo debe tomar en cuenta las necesidades de los trabajadores y sus familias, así como factores económicos. Es decir, el salario mínimo vigente debe considerar:

  • ‘las necesidades de los trabajadores y de sus familias habida cuenta del nivel general de salarios en el país,
  • del costo de vida,
  • de las prestaciones de seguridad social y
  • del nivel de vida relativo de otros grupos sociales’.

 

En la actualidad, los salarios mínimos legales en la mayoría de los países productores de textil oscilan entre 20 y 50 porciento de los salarios dignos estimados (investigación por FairWear). 

Bonsucro ha realizado un estudio en el que se exploran las posibilidades de incluir el salario digno en  el estándar de Producción. El estudio menciona que, en muchos países productores de azúcar, el salario mínimo fijado por Ley aún no es suficiente para garantizar un salario digno. Tal es el caso de países como: Guatemala, Brasil, Suráfrica, India y Tailandia. Para los cálculos se siguieron varias metodologías (NewForesight, 2020).

Muchos elementos explican por qué el salario mínimo no garantiza un salario digno:

  1. En muchos países productores, los gobiernos son demasiado débiles a nivel institucional para implementar una política pública de salarios mínimos y/o para garantizar su cumplimiento.

  2. Los actores del sector privado buscan mayores niveles de ganancias, pagando salarios muy bajos.

  3. Falta de sindicalización de los trabajadores e inexistencia de negociación colectiva y diálogo social efectivo.

Porque incluir el salario digno en la Norma Bonsucro contribuiría con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 


 

Las empresas pueden desempeñar un papel clave en algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

  • ODS 1 (fin de la pobreza)
  • ODS 8 (trabajo decente)
  • ODS 10 (reducción de las desigualdades en los países y entre países)
  • ODS 12 (promoción de modelos responsables de producción y consumo)

Al incorporar el salario digno, el Estándar de Producción Bonsucro se convierte en una poderosa herramienta que el sector azucarero podría utilizar para contribuir con estos ODS.

En síntesis:

  • ODS 1
    El ODS 1 (fin de la pobreza) no se puede lograr si no se les garantiza a los trabajadores un salario que les permita, a ellos y a sus familias, vivir con dignidad, con pleno goce de sus derechos. El salario digno va más allá de la erradicación de la pobreza extrema, pues tiene por objeto asegurar que la gente pueda tener un nivel de vida básico y participar de la vida social y cultural. El salario digno no es un salario mínimo; no es un salario de pobreza; es un salario que cubre todas las necesidades básicas.
     
  • ODS 8
    Tratándose del ODS 8, la poca calidad del empleo tiene un impacto directo sobre la pobreza y las desigualdades en el mundo entero. Las empresas aquí juegan un papel fundamental, pues son los instrumentos principales de creación de empleos, tanto directamente con los trabajadores, como a lo largo de la cadena de suministro. La negociación colectiva es parte integrante de la libertad sindical. Es una herramienta para alcanzar un salario digno que tome en cuenta los elementos constitutivos de una vida digna. Incluye ‘el acceso a: la salud, la educación, una alimentación de calidad, el agua, la vivienda, el transporte, el vestir, y otros elementos, incluyendo las contingencias que puedan ocurrir en la vida.’ Esto es el salario digno.
  • ODS 10
    De acuerdo con el ODS 10, la desigualdad constituye una amenaza para el desarrollo social y económico. Debilita el crecimiento de los países y favorece la pobreza a nivel mundial. Con cadenas de suministro que garanticen un salario digno a todos los trabajadores, se reduciría la desigualdad en los países y entre ellos.

  • ODS 12
    El ODS 12 (promoción de modelos responsables de producción y consumo) sólo podrá concretarse si las cadenas de suministro se organizan de manera que todas las partes involucradas gocen de un salario digno. Se requieren prácticas sostenibles de producción para salvaguardar el medio ambiente y proteger los derechos de los trabajadores.

Porque la Unión Europea y sus miembros están imponiendo requisitos de diligencia razonable como obligaciones a lo largo de las cadenas de suministro

Combinando la legislación y la cooperación sectorial a nivel europeo, se puede lograr más en las cadenas de suministro. Así, se fortalecerán los incentivos para la cooperación internacional si las empresas de los Estados miembros tienen la obligación de cumplir con las mismas normas en materia de diligencia razonable.

De acuerdo con el anuncio, el 28 de abril de 2020, del Comisario europeo para la Justicia, Sr. Didier Reynders, en 2021 la Comisión Europea introducirá una iniciativa legislativa acerca de la obligación de diligencia razonable por parte de las empresas (véase estudio de la UE sobre requisitos de diligencia razonable en las cadenas de suministro, en inglés sólamente). La Confederación Europea de Sindicatos (CES) recibe con beneplácito esta legislación general sobre diligencia razonable (CES 2020). Se espera que el salario digno forme parte de estas iniciativas legislativas

Con esta legislación, los importadores tendrían que responder por todos los pasos que sigan. Tendrán que garantizar que sus productos fueron fabricados por trabajadores que perciben un verdadero salario digno. Y esto cobra aún más importancia en el caso de bienes producidos en países donde se sabe que los salarios mínimos no cumplen con los requisitos del salario digno.

La reglamentación contendría una lista de países donde no existe salario mínimo vinculante, o donde los salarios no cumplen con los requisitos del salario digno.


Los importadores tendrían entonces dos opciones
 

1

Importar sólo desde países donde el salario mínimo obligatorio es un salario digno.
 

 

 

 

 2

Abocarse a la diligencia razonable

Con esta opción, las normas de producción como la de Bonsucro tendrían un papel importante. Esta Norma en particular garantizaría que los productos importados, al llevar la certificación Bonsucro, fueron manufacturados por trabajadores que cobran un salario digno.

En septiembre de 2020, a solicitud del ministro para el Comercio Exterior y la Cooperación al Desarrollo, el Consejo Social y Económico (SER) de los Países Bajos presentó una opinión formal sobre el fortalecimiento de la Conducción Responsable de Negocios Internacionales. El SER, con el apoyo de los sindicatos y los empleadores, dictaminó que hacía falta una legislación general para que las cadenas internacionales de suministro respondan por todos los aspectos de los lineamientos ASG (medioambientales, sociales y de buen gobierno).

Una legislación general creará un piso de igualdad, obligando a empresas y sectores rezagados a tener cadenas de suministro sostenibles.

Junto con Francia, los Países Bajos llevan la delantera, con una legislación nacional sobre comercio responsable. Por ejemplo, en los Países Bajos ya se ha aprobado una Ley contra el trabajo infantil en las cadenas internacionales de suministro. Por supuesto, por las ventajas de escala propias del mercado interno europeo, las iniciativas legislativas nacionales se alinean con las iniciativas europeas correspondientes.

 

2. ¿Se puede lograr un salio digno en el sector del azúcar?   


Al incorporar el salario digno a la Norma de Producción de Bonsucro, se le agregaría valor a la misma. Bonsucro tiene por objeto definir lo que debería ser la producción sostenible de caña de azúcar y pretende maximizar el impacto de la Norma sobre el futuro de le sector de la caña de azúcar y aumentar el valor agregado que lleva la certificación para los productores. 

 

Para lograr y mantener, a futuro, una mano de obra sana y productiva en el sector, y también seguir siendo considerada una norma creíble que cumple con los derechos laborales y los derechos humanos, es necesario reducir el número de horas laboradas de conformidad con los lineamientos de la OIT. Los trabajadores deben poder ganar un salario digno durante sus horas laboradas normales.

¡Sí se puede hacer!
Ya existen metodologías comprobadas,
como el método Anker,
para calcular un salario digno.

Los requisitos de un salario digno ya están en su mayoría considerados en otras normas de sostenibilidad. Aconsejamos a Bonsucro que colabore con miembros de la Alianza mundial por Normas de Sostenibilidad creíbles (ISEAL), en torno al tema del salario digno. Estas normas están organizadas en la Coalición Mundial por el Salario Digno.

Muchos estudios ya se han llevado a cabo en países donde Bonsucro es activo, y así, se vuelve más fácil realizar otros. 

La Coalición Mundial por el Salario Digno ha conducido estudios comparativos sobre salario digno en muchos países donde operan miembros de Bonsucro. Entre ellos:

La metodología de los puntos de referencia sobre salario digno está basada en la metodología Anker. Este método bastante sólido ahora ha facilitado una metodología que utiliza menos recursos y tiempo, basada en estudios de referencia. Para más información, consultar: https://www.globallivingwage.org/about/anker-methodology/

El salario digno sería implementado paso a paso

Bonsucro tendrá la responsabilidad de facilitar puntos de referencia de salarios dignos, y las empresas definirán la brecha de salario digno con base en los datos salariales existentes para los distintos tipos de trabajadores. Además, se pedirá a las empresas que definan un plan de acción para cerrar dicha brecha en un 10% por cada auditoría de recertificación. Por supuesto, los salarios se también se ajustarán cada año de acuerdo con la inflación. De hecho, la inflación suele ser alta en países en desarrollo, y los salarios mínimos no son ajustados a ese índice.

Un salario digno es el resultado del diálogo social entre trabajadores y empleadores

Para poder lograr un salario digno y mantenerlo en forma consistente, es de suma importancia promover el diálogo social entre los trabajadores y/o sus representantes y los empleadores, a nivel de cada empresa y/o a escala multiempresa. Lo ideal es que los contratos colectivos incluyan salarios iguales o superiores al salario digno. De hecho, tener un contrato colectivo negociado debería ser un requisito básico en caso de no existir ningún estudio sobre salario digno.

Y la alianza ISEAL podría ayudar 

Se trata del ‘certificador de certificadores’. Bonsucro es miembro de la alianza ISEAL, con sede en Londres. ISEAL supervisa a Bonsucro, cerciorándose de que los procedimientos estén debidamente aplicados y que Bonsucro cumpla con los requisitos de ISEAL. La propia ISEAL está profundamente comprometida con el tema del salario dignoy es una de las principales promotoras de la Coalición Mundial por el Salario Digno. Desempeña un papel primordial, al albergar el secretariado de la Coalición. ‘ISEAL y los miembros de la Coalición reciben con alegría a organizaciones que pueden ayudar a establecer las condiciones, asociaciones y estructuras en apoyo a sus objetivos a largo plazo de aumentar los salarios en cadenas certificadas hacia el nivel de un salario digno.’ 
 

3. ¿Quién va a pagar un salario digno?

 

Los costos del salario digno deberían ser compartidos entre todos los distintos actores: productores, negociantes, usuarios y consumidores. Es la única manera de reunir apoyo a favor del salario digno. Y para alcanzar esta meta, hace falta un diálogo social en la cadena de suministro.

Ya existen varios ejemplos de metodologías sobre cómo lograr un acuerdo acerca de lo que cuesta pagar un salario digno a los trabajadores.

 

 

Modelo de Determinación de Precio: iniciativa pública-privada en el sector del té en Malawi

Uno de estos ejemplos es la iniciativa pública-privada en el sector del té en Malawi. Estudios realizados por Oxfam revelaron que los trabajadores de las plantaciones de té en Malawi (mayor productor de té de África, después de Kenia) vivían por debajo del umbral de pobreza. Todas las plantaciones, pertenecientes a empresas tanto extranjeras o locales, pagaban los mismos salarios, fijados por la Asociación del Té de Malawi, la cual no contaba con ningún representante de los trabajadores de las plantaciones. Si bien la libertad sindical está plasmada en la Constitución de Malawi y los sindicatos son autorizados en teoría, no existía ningún sindicato que negociara los salarios vigentes en la industria del té.

En 2010, Oxfam, la Iniciativa IDH por el Comercio Sostenible y la Asociación por un Té Ético (ETP) iniciaron un programa TIP de mejoramiento de la industria del té, para aumentar los salarios en este sector y obrar por la introducción del salario digno. El TIP es una coalición de compañías de té, compradores y vendedores, expertos en salarios, sindicatos, ONG y representantes del gobierno de Malawi. Luego de una serie de reuniones, el TIP creó un Grupo de Trabajo sobre negociación colectiva, con varios sindicatos en su seno. El Grupo de Trabajo está presidido por el ministro malauí de Agricultura.

Asimismo, la experiencia en el sector del té ha llevado a la creación de varios instrumentos que son interesantes para el sector azucarero, si es que el salario digno digno se convierte en parte integrante de la Norma Bonsucro. Para más información general sobre el programa TIP, véase su página principal:. También vale la pena explorar informaciones específicas sobre el modelo utilizado de determinación de precios.

 


 

Herramienta de la matriz salarial

La herramienta de la matriz salarial, desarrollada por IDH y Rainforest Alliance, también es interesante y puede brindar a las empresas instrumentos para analizar los salarios de sus trabajadores .

.

La participación de los sindicatos y la negociación de contratos colectivos son, obviamente, siempre cruciales para que los acuerdos sean sostenibles y se pueda monitorear el cumplimiento.

En este sentido, las herramientas ayudarán a establecer un diálogo más razonado para fijar el salario digno.

 


4. Nuestra propuesta por un salario digno en la Norma Bonsucro

Incorporar el concepto de salario digno a la Norma de Producción Bonsucro constituiría un importante paso adelante, garantizando el futuro de la Norma. Pero probablemente no se hará de la noche a la mañana.

Ver PDF

Por ello sugerimos algunos pasos graduales, con la participación de un grupo de trabajo sobre los derechos de los trabajadores dentro de Bonsucro, bajo la orientación del Comité de Asesoría Técnica de Bonsucro, con la participación de los miembros.   

Pasos graduales
 

 

Isabelle de Lijser, experta en salario digno, y Maurice van Beers, coordinador regional para América Latina de CNV Internationaal explican por qué el salario digno sería el siguiente paso para hacer que el Estándar Bonsucro sea más inclusivo y resiliente.

Paso 1.  Crear un cronograma para definir un indicador de salario digno, y cumplirlo.

Bonsucro se compromete con la aplicación del concepto de salario digno en la Norma Bonsucro, con base en la metodología de la Coalición Mundial por el Salario Digno de ISEAL, de la que Bonsucro es miembro. Se establecerá un cronograma que detalle los preparativos de un indicador de salario  digno. Este cronograma se pondrá en vigencia en la norma de producción e incluirá los pasos a continuación:

Paso 2.  Establecer puntos de referencia y modelos de cálculo

En países que ya cuentan con punto de referencia o un estudio
En países donde ya exista un punto de referencia sobre salario digno, o un estudio de referencia sobre el tema, Bonsucro tendrá la responsabilidad de definir el salario digno a nivel de plantación. Podrá utilizar herramientas existentes, como la Matriz Salarial desarrollada por IDH, en colaboración con otros entes de certificación afiliados a ISEAL. La herramienta suele ser utilizada por el productor. Las auditorías Bonsucro servirán para verificar la brecha del salario digno.

De conformidad con la nueva Norma de Producción, se requerirá un aumento mínimo del 10% por cada recertificación, con el fin de ir cerrando la brecha con el salario digno. El punto de referencia del salario digno debería ser ajustado a la inflación, para asegurar que efectivamente se cierre la brecha del salario digno y no vaya en aumento con el tiempo. Bonsucro deberá cerciorarse de que se realice negociaciones salariales entre los sindicatos y las empresas. Los salarios deberían negociarse en el marco de contratos colectivos negociados cada vez que sea posible.

En países donde no exista cálculo de salario digno

En los países donde no se haya calculado el salario digno de referencia, Bonsucro puede utilizar la herramienta de Matriz Salarial para analizar los salarios vigentes a nivel de explotación agrícola. Podrá así comparar con otras normas existentes, como el salario mínimo nacional o sectorial, y el umbral de pobreza definido por el Banco Mundial. Los trabajadores y sus representantes a nivel de explotación agrícola deberán ser consultados por los empleadores para determinar hasta qué punto los trabajadores pueden cubrir sus necesidades básicas con los salarios vigentes. Bonsucro verificará esta información durante una auditoría.

Salarios negociados

De no existir ningún sindicado en la empresa, se podrá consultar a la confederación sindical nacional para que ayude a organizar un sindicato local a nivel de explotación agrícola. En efecto, en última instancia, es mejor que los salarios y otras condiciones de trabajo sean discutidos mediante contratos colectivos negociados entre trabajadores y la empresa.

Resumen mundial

Al mismo tiempo, Bonsucro preparará un resumen mundial que muestre dónde aún faltan estudios sobre salario digno. Bonsucro cooperará con otros entes de certificación y juntos acordarán una repartición de tareas para encargar estudios. Se definirá un cronograma para la realización de todos los estudios necesarios. El encargo de todos los estudios necesarios podría requerir entre 1 y 2 años.

Paso 3. Establecer un diálogo social para la repartición de los costos

Para una empresa, pagar un salario digno a sus trabajadores tiene justificación económica, pues sus trabajadores son más sanos, más felices y, de seguro, más productivos. Sin embargo, esto también significa costos adicionales que necesitarán repartirse a lo largo de la cadena de suministro. Bonsucro debería entablar y estimular un diálogo social entre los actores de la cadena de suministro, incluyendo a trabajadores, productores, negociantes, compradores, usuarios, consumidores y sus representantes.

En estas conversaciones se podrá recurrir a herramientas existentes, como la Matriz Salarial o las metodologías utilizadas en otras intervenciones sobre salario digno. Entre los ejemplos se destaca el Modelo de Determinación de Precio utilizado por el programa Malawi Tea 2020, u otras metodologías desarrolladas por organizaciones como IDH y FairTrade. El diálogo social debería iniciarse cuanto antes, pero en ningún caso más de 1 año después de la entrada en vigor de la nueva Norma.
 

Para una empresa, pagar un salario digno a sus trabajadores tiene justificación económica, pues sus trabajadores son más sanos, más felices y más productivos.

Cookies at cnvinternationaal.nl

This website uses cookies. Find out what this means.

We use cookies to improve the usability for our visitors and to offer a personalized experience to each user. Through cookies we remember your preferences and measure user interaction. A cookie can not contain personal information such as a phone number or email address, so cookies can not be used for unsolicited telemarketing or email newsletters. More information about cookies.

I agree