Voces de Bolivia Crisis y consecuencias para trabajadores - CNV Internationaal
Voces de Bolivia - La crísis y sus consecuencias para los trabajadores

Voces de Bolivia 

La crisis y sus consecuencias para los trabajadores

¿Cuál es el impacto de los desarrollos actuales en Bolivia sobre la situación socioeconómica, y específicamente para la población activa en Bolivia? En las próximas semanas, CNV Internationaal dará voz a representantes de organizaciones de trabajadores y empleadores en la serie "voces de Bolivia".

Los días transcurridos entre el 20 de octubre y el 12 de noviembre de 2019 en Bolivia figuran, probablemente, entre los más intensos y difíciles de su historia. El día de las elecciones generales pasó sin incidentes en este país, pero cuando el conteo de votos comenzó a reflejar irregularidades, inició un periodo de conflictos que desencadenó en el cambio del gobierno nacional.

A un mes de iniciado el gobierno de Jeanine Añez, cuyas misiones prioritarias son pacificar el país, administrar el Estado y convocar a nuevas elecciones generales, CNV Internacional conversó con ejecutivos de tres sectores para analizar la coyuntura y el impacto en sus respectivos rubros.

Recuento de daños

Hasta que todo volvió a la normalidad, fueron más de 30 días de paro, cuyo impacto en los sectores productivos del país ha sido inevitable. La Cámara Nacional de Industrias declaró pérdidas que representan el 4% del Producto Interno Bruto y equivalen a más de 70 millones de dólares.

Vitaliano Mamani, Secretario de Organizaciones de la Central Obrera Boliviana y quien acaba de ser nombrado como viceministro de trabajo, comenta que ante la inminencia del paro cívico, muchas empresas tomaron medidas para acatarlo. “Algunas hicieron acuerdos internos, con compromiso de pago, otras han suspendido sus actividades a cuenta de las vacaciones del personal y otras han dado licencias sin goce de haberes”, indica.

Mamani reconoce también que el daño ha llegado a todos, pues entiende que muchos compromisos comerciales han sido incumplidos, lo que repercute en la capacidad de pago del sector privado y, por tanto, en la economía de los trabajadores.

El impacto ha sido muy profundo

Sofía Ríos es enfermera de profesión, trabaja desde hace más de 30 años en un hospital público de La Paz y hace 20 que se desempeña también como líder y representante de organismos y redes de mujeres trabajadoras.

La voz de Sofía se quiebra al recordar lo sucedido en estas semanas, pues el impacto ha sido muy profundo, dice. 

A tal extremo se ha llegado, que no teníamos oxígeno ni alimentos para los pacientes”
 “Se ha llegado a destruir centros de salud y hospitales. Gente movilizada ha ido a estrellarse contra estas instituciones públicas, que están al servicio de la población, pero en su momento eso no se ha valorado, ya que incluso había pacientes”, comenta al mencionar los hechos de vandalismo que ocurrieron en El Alto."

Por su parte, el representante de los empresarios de La Paz, Jaime Ascarrunz, considera que en total, han sido 30 días de paro para las empresas del departamento, debido a la prolongación de los conflictos en la ciudad de El Alto, donde los bloqueos y enfrentamientos entre sectores afines al ex gobernante Morales y aquellos que reclamaban por retomar las actividades, persistieron por más tiempo.
 

“Nuestro año ya no lo vamos a poder calcular por 12 meses, sino por 11. Ese es el verdadero impacto”, indica Ascarrunz.

Los problemas en Salud son de larga data

Para el área de salud, sin embargo, las movilizaciones en reclamo de diversas demandas comenzaron desde mucho antes de las elecciones. En febrero de 2019, el entonces presidente Morales promulgó la Ley N° 1172 del Sistema Único de Salud (SUS), que establece acceso a servicios de salud universal y gratuita para toda la población, lo que ocasionó diversas reacciones de parte del sector.

La dirigente Sofía Ríos afirma que tampoco están dadas las condiciones para los trabajadores, pues el incremento de personal para atender la creciente demanda generada por el SUS no ha sido suficiente. Ríos considera que también es necesario institucionalizar los ítems del sector y garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores.

“De hecho, nosotros estamos de acuerdo con esa ley, pero las condiciones no están dadas, tiene un bajo presupuesto, bajo equipamiento”

“En salud no se ha invertido, prácticamente. Seguimos con un presupuesto bajo, menor al de las Fuerzas Armadas o el Ministerio de Comunicación. El SUS expresa en su ley que la salud es gratuita, por lo que las personas exigen ese derecho, pero los hospitales están colapsados en su capacidad, con los medicamentos agotados. Y si uno le dice al paciente que tiene que comprar su medicina, muchas veces no puede, porque no tiene el dinero suficiente”.

 

Afrontando las consecuencias

Fin de año significa el pago de tres salarios en Bolivia, el de noviembre (cuando hubo paro), diciembre y el aguinaldo, que es el bono navideño que todos los trabajadores reciben por ley y debe ser cancelado hasta el 20 de diciembre.

“Las negociaciones con los trabajadores se harán en forma individual, pues cada caso es diferente y cada empresa, según su tamaño tiene distinta capacidad financiera. Tenemos una gran cantidad de micro empresas, por ejemplo, además de un alto índice de informalidad, al menos en La Paz.

Por lo tanto hay que entender que toda esa gente se ha visto directamente perjudicada por este paro y cada quien tiene que ver cómo ir solucionando”, afirma Jaime Ascarrunz, indicando también que “hay distintos escenarios, algunas empresas están negociando pagos parciales o en cuotas, otras están acudiendo al crédito bancario”.


Los empresarios han solicitado una suerte de de tolerancia a los gobiernos nacionales y municipales para dar flexibilidad a los plazos de pagos de impuestos, así como una reprogramación de las deudas bancarias, a partir de evaluaciones individuales.

Por su parte, la Central Obrera Boliviana considera que puede “compartir” las pérdidas del sector productivo, pero en una justa medida. Si se ha perdido tantos millones como dicen, entonces significa que eso es lo que ganan, comenta Vitaliano Mamani. “¿Entonces por qué no aceptan incrementar los salarios?”

Optimismo en el tema de Salud

En relación a la problemática específica del sector de salud, Sofía Ríos comenta que el nuevo Ministro de Salud, Áníbal Cruz, quien fuese dirigente del Colegio Médico, conoce esta realidad. “Consideramos que podrá dar curso a las solicitudes de nuestro sector. Él está de acuerdo en iniciar reuniones para evaluar las peticiones. El Colegio Médico plantea la realización de un diálogo nacional en el que se pueda explicar todas las demandas del sector y las referidas a un mayor beneficio de los pacientes”.
 

El diálogo social

La reciente crisis boliviana es una oportunidad para fortalecer el trabajo que CNV Internationaal viene desarrollando en el tema del diálogo social. Así lo considera el representante Arnaldo Montero, quien ha indicado que entre las principales acciones de los dos últimos años está la consolidación de un espacio de encuentro entre la Central Obrera Departamental de Santa Cruz, la Federación de Empresarios Privados y el Servicio Departamental de Salud de ese departamento. En el mismo, han logrado crear un organismo que trabaja por lo que corresponde a salud y seguridad ocupacional y que se halla actualmente en un proyecto de ley.

Por su parte, en el departamento de Cochabamba se generó un diálogo para priorizar temas de empleabilidad y contrabando, que se espera retomar el año 2020, así como las propuestas de desarrollo productivo preparadas por las COD de Chuquisaca y Tarija.

La voluntad por parte de trabajadores, e incluso empleadores, es manifiesta, por lo que se tienen muchas expectativas de buenos resultados, como consecuencia de estos procesos generados en Cochabamba, Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca.

Acerca de CNV Internacional

Como brazo operativo de la central sindical CNV de Holanda, es una organización que impulsa un programa de diálogo social en América Latina, especialmente en Guatemala, Nicaragua, Colombia, Perú y Bolivia, con el objetivo de contribuir a la generación de más y mejores espacios de diálogo bi y tripartito, junto a organizaciones sindicales, empleadoras y gobierno.

En Bolivia CNV Internationaal apoya actividades en varias regiones para fortalecer el diálogo social entre trabajadores y empleadores. Trabajamos juntos con Dutch Employers' Cooperation Programme (DECP) 

En Bolivia, CNV Internacional apoya a través de CENAC – Bolivia, a las centrales obreras de Santa Cruz, Cochabamba, Tarija y Chuquisaca, además de a la Federación de Trabajadores Fabriles de Cochabamba – FTFC y Federación Sindical de Trabajadores Zafreros de la Caña de Azúcar de Santa Cruz – FSTZCASC.

En el período 2018 – 2019 se consolidó un espacio de Diálogo Tripartito en Santa Cruz, entre la COD Santa Cruz, Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz – FEPSC y Servicio Departamental de Salud – SEDES, con el objetivo de crear el Consejo Departamental de Salud y Seguridad Ocupacional, mismo que se encuentra actualmente con el proyecto de Ley Departamental en tratamiento.

En Cochabamba de generó un espacio bipartito entre la COD Cochabamba – FTFC y la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba – FEPC, priorizando temáticas de empleabilidad y contrabando. El espacio no tuvo la continuidad requerida, pero pretende reactivarse el 2020.

Las COD de Chuquisaca y Tarija elaboraron Propuestas Departamentales de Desarrollo Productivo, que están siendo socializadas y en 2020 se implementará un trabajo de Incidencia Política.

La FSTZCASC cuenta con un Convenio Colectivo con Los Cañeros y pretende negociar uno con mejores condiciones para 2020, además de estructurar una Alianza Sindical con trabajadores fabriles de los ingenios azucareros.

 

Cookies at cnvinternationaal.nl

This website uses cookies. Find out what this means.

We use cookies to improve the usability for our visitors and to offer a personalized experience to each user. Through cookies we remember your preferences and measure user interaction. A cookie can not contain personal information such as a phone number or email address, so cookies can not be used for unsolicited telemarketing or email newsletters. More information about cookies.

I agree