ContactoInscribirse
EspañolNuestro Trabajo

Perú: liderazgo sindical incómodo y perseguido

Observatorio Laboral: La voz de los …

Leer más
Episodio de Podcast

Ep 1: CNV Internationaal y su trabajo …

Escuchar más

Al líder sindical peruano, Alex Tinoco la empresa dueña de la mina donde trabaja lo ha despedido sin justa causa dos veces y en ambos casos ha sido restituido por las autoridades. Ahora, Tinoco denuncia que, por tercera vez, está siendo perseguido a través de investigaciones laborales infundadas como represalia a su accionar y liderazgo como secretario general del Sindicato de Trabajadores Mineros Metalúrgicos de Andaychagua Volcan Compañía Minera y de las Empresas Especializadas, Contratistas y de Intermediación que prestan servicios en Volcan Compañía Minera – Andaychagua.

Tinoco ha liderado en los últimos meses, una modificación de los estatutos del sindicato para permitir la afiliación de trabajadores tercerizados que prestan servicios a esta unidad minera a través de empresas contratistas. Esta modificación fue inscrita ante la autoridad de trabajo y debidamente notificada a Volcan que, en un acto injustificado de injerencia organizativa, solicitó a la autoridad laboral peruana que la anulara. El 21 de mayo, la Dirección Regional de Trabajo y Promoción de Empleo de Junín, decide a favor de los trabajadores, declarando improcedente esta pretensión de la empresa y confirmando que el sindicato está en su derecho de organizar tanto a los trabajadores directos como a los tercerizados.

Prácticas antisindicales inadmisibles

La libertad sindical está protegida por convenios internacionales como el 87 y 98 de la OIT y es una herramienta inalienable que tienen todos las y los trabajadores del mundo para garantizar que se respeten sus derechos fundamentales. Es inadmisible entonces, que, la empresa Glencore a través de su filial Volcan, haya intentado que se denegara la solicitud de un sindicato en su pretensión de ampliar su afiliación en este caso con trabajadores contratistas.

Este accionar, contradice los principios y valores expresados por la misma Glencore en su página web: “Creemos que nuestra gente es nuestro mayor activo. Respetamos la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo. Reconocemos y defendemos los derechos de nuestros trabajadores a la libertad de asociación, a la representación colectiva, a la negociación colectiva…” (traducido del inglés)

Al día siguiente, después de la respuesta de las autoridades peruanas dando la razón al sindicato, la empresa abre una investigación disciplinaria a Alex Tinoco por supuestamente, no haberse presentado en dos oportunidades cuando fue convocado a la mina. Para el líder sindical, detrás de esto, está una clara persecución no solo contra él, sino también, contra los demás dirigentes del sindicato. Como ya se mencionó, esta no es la primera vez que Volcan intenta despedir a Tinoco. En el 2013 y posteriormente en el 2017 le abrieron procesos que terminaron solucionándose a su favor y la empresa tuvo que restituirlo a su empleo.

¿Por qué los tercerizados?

El Sindicato de Trabajadores Mineros Metalúrgicos de Andaychagua Volcan Compañía Minera y de las Empresas Especializadas, Contratistas y de Intermediación que prestan servicios en Volcan Compañía Minera – Andaychagua abre su afiliación al personal tercerizados en una decisión justificada, solidaria y justa. Es conocida la vulnerabilidad laboral en la que se encuentran estos trabajadores casi de manera generalizada en las minas de extracción de metales en el Perú. Muchos de ello desarrollan las funciones más riesgosas, con menos salario que sus compañeros de contrata directa y trabajando en peores condiciones. Los tercerizados permanecen en una constante inestabilidad laboral debido a que trabajan con contratos a plazo fijo que en su mayoría no superan los tres meses, situación que se repite año tras año como lo constató una investigación de campo realizado entre marzo y septiembre del 2020, a 182 trabajadores mineros de los departamentos de Junín y Cusco.

Este uso intensivo de contratos de corto plazo coarta drásticamente la posibilidad de los tercerizados a organizarse, que, por supuesto, pueden afiliarse a una organización sindical, pero en el momento que su contrato se termina o no es renovado, su sindicalización se queda en el limbo. En algunos casos, no se renuevan los contratos a líderes sindicales, descabezando de esta manera a las organizaciones de los trabajadores tercerizados.

En un informe de CNV Internationaal, que fue presentado a empresarios, inversores y organizaciones sociales en un evento paralelo de la conferencia anual de Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos – OCDE el pasado 28 de abril, se detalla el nivel de desprotección y de vulneración de los derechos laborales que enfrentan los mineros tercerizados en el Perú.

Solidaridad nacional e internacional

Lo que está sucediendo en la unidad minera de Andaychagua ya está teniendo repercusiones dentro y fuera del Perú. La Central Autónoma de trabajadores del Perú – CATP afiliada a la Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas y a la International Trade Union Confederation (ITUC) en un comunicado a la opinión pública rechaza el accionar de Volcan. En el mismo sentido se pronunció el Sindicato Único de Trabajadores Mineros Metalúrgicos de las Empresas Especializadas - Fentecamp que reúne a cerca de 5.600 mineros directos y tercerizados del Perú.  El rechazo a estas prácticas antisindicales vino igualmente desde Colombia en donde Glencore también tiene operaciones mineras. Sintracerrejon y Sintracarbón, organizaciones que agrupan a los trabajadores de las minas de carbón del Cerrejón se pronunciaron públicamente rechazando el amedrantamiento que los conglomerados internacionales utilizan para limitar el ejercicio sindical. 

Por su parte, el presidente de CNV, Piet Fortuin y la presidenta de CNV Internationaal, Anneke Westerlaken acaba de enviar una carta al director general de Glencore International AG, Ivan Glasenberg expresándole su rechazo y preocupación por estos actos contra la sindicalización de su filial en Perú, Volcan y solicitándole a Glencore entre otras cosas:

"Iniciar un diálogo social directo con el citado sindicato, y revocar 
la suspensión de su Secretario General para que pueda reanudar el pleno y libre ejercicio 
de sus funciones en la mina, así como de sus actividades sindicales." 

Las empresas mineras deben entender que inversionistas, compañías, organizaciones y consumidores que importan metales desde países como Perú exigen cada vez más que la minería a gran escala se acoja a los estándares de una Conducta Empresarial Responsable, pero esta no se puede quedar sólo en el papel.

Fecha de publicación 14 06 2021