ContactoInscribirse
EspañolNuestro Trabajo

COVID19: Preocupa situación de trabajadores mineros en Colombia y Perú

Observatorio Laboral: La voz de los …

Leer más
Episodio de Podcast

Ep 1: CNV Internationaal y su trabajo …

Escuchar más

Varias denuncias que dan cuenta de empresas mineras que no están acatando medidas de aislamiento voluntario o cuidados sanitarios, han encendido las alarmas frente a la poca o nula protección de grupos de trabajadores mineros para evitar el contagio del Coronavirus.  Inexplicablemente, los decretos presidenciales que regulan la crisis en ambos países, exceptúan al sector de las estrictas cuarentenas.

“De que me sirve estar en cuarentena si a mi papá le toca ir todos los días a trabajar”, es el mensaje que recogen varias fotos de hijos de mineros del Cerrejón al norte de Colombia. Las imágenes ilustran el grado de preocupación que están experimentando las familias de quienes tienen que seguir cumpliendo con su trabajo en la mina.

"Nos transportamos en buses de 38 y 40 pasajeros, tomamos los alimentos de manera conjunta, nos alistamos en espacios donde hay más de 250 personas por turno, desayunamos y almorzamos en comedores colectivos donde no hay ningún tipo de restricción sanitaria”.

Una situación similar, están atravesando los trabajadores mineros subcontratados en Huancavelica y otros lugares del Perú, en donde han tenido que reemplazar a los trabajadores directos que, por efectos de la pandemia, han sido enviados a vacaciones o de licencia o quienes para protegerse a ellos y sus familias, han decido quedarse en casa.

Estas situaciones han sido denunciadas por líderes sindicales y por los mismos trabajadores a través de las redes sociales. Olver Orlando Galindo, Presidente de Sintracerrejón advierte: “desde nuestro sindicato estamos muy preocupados por la suerte que corremos todos los trabajadores del complejo carbonífero, ya que ante la inminente amenaza del virus COVID19 sobre nuestras vidas, la multinacional Carbones del Cerrejón continúa operando como si nada estuviese pasando. Nos transportamos en buses de 38 y 40 pasajeros, tomamos los alimentos de manera conjunta, nos alistamos en espacios donde hay más de 250 personas por turno, desayunamos y almorzamos en comedores colectivos donde no hay ningún tipo de restricción sanitaria.”

“Los trabajadores entran a la mina como siempre se ha hecho, sin ninguna protección adicional, en un mismo espacio pueden estar hasta 60 personas”

Entretanto, desde Perú, Jesús Cárdenas Misajel, líder de la Federación Nacional de Trabajadores de las Empresas Especializadas y Contratistas de la actividad minera y metalúrgica del Perú, Fentecamp reconoce que, si bien es cierto, muchas de las empresas mineras han suspendido todo tipo de labores, enviado a sus trabajadores a casa con días libres o vacaciones, en algunos campamentos específicos siguen laborando los trabajadores subcontratados como es el caso de Minera Corona y en la Minera Austria Duvaz en Morococha en el departamento de Junín.

Según Contreras, del 100% de trabajadores que hay en cada empresa, por lo menos el 50% están laborando sin ninguna protección adicional: “Los trabajadores entran a la mina como siempre se ha hecho, sin ninguna protección adicional, en un mismo espacio pueden estar hasta 60 personas”, denuncia el líder sindical quien advierte la forma como estas empresas están exponiendo a los trabajadores.

Ante esta situación, el coordinador para América Latina de CNV Internationaal, Maurice Van Beers deja claro que la salud de los trabajadores debe prevalecer por encima de cualquier consideración y reflexiona sobre el hecho de que “si en países como Perú y Colombia, empresas pequeñas y trabajadores informales se ven obligados a parar, teniendo que asumir las desastrosas consecuencias para sus economía e ingresos, mucho más aquellas grandes empresas y  multinacionales que no son actividades esenciales, y que deberían parar  para alinearse con la tendencia mundial de proteger  la vida”. Van Beers hace un llamado no solo a las empresas extractivas en cada país, sino que recuerda que la minería hace parte de una cadena de valor internacional, en la que cada uno de los actores, como es el caso de los compradores, tiene igualmente una responsabilidad frente a esta situación: “la responsabilidad social en las cadenas de valor es una tendencia mundial y sobre todo en tiempos de crisis.”

Nota: Simultáneamente a la publicación de este artículo, la empresa que opera la mina del Cerrejón anunció que “envió a vacaciones al 80% de su operación, como respuesta a la crisis provocada por el COVID-19”, dejando un número que se calcula entre 300 y 400 trabajadores en labores básicas.

Por su parte, la empresa Drummond, a través de un comunicado de prensa anunció que activó un plan de contingencia para reducir  operaciones mineras en el centro del Cesar, aunque no se precisó el número de trabajadores afectados por esta medida. 

Ahora más que nunca, es crucial mantener diálogo entre sindicatos y empresa para concertar y monitorear medidas de protección.

Fecha de publicación 25 03 2020